ATRÉVETE
quien soy¿Por qué temo decir que amo?
Una de las preguntas enigmáticas de hombres y mujeres es ésta: ¿Quién soy? Las respuestas son tan diversas como seres humanos existen en el mundo. Algunos prefieren no hacérsela, puesto que hacérsela implica hacer un proceso de introspección que trae a la conciencia acontecimientos del pasado no tan agradables al presente de cada uno.
En la sociedad actual la vida está llena de prisas y “carreras”; estas características impiden “hacer un alto” y asombrarnos de nuestros propios sentimientos y emociones. ¿Quién soy yo? y ¿Quién no soy yo? Dentro de ti hay un sinfín de situaciones, hábitos y pensamientos programados desde tu niñez, que te impiden entrar en sintonía con tu “yo profundo”, allí donde te encuentras contigo mismo (a) y con Dios. Ahí descubres que has nacido para amar y para que te amen.
En lo profundo de ti te das cuenta que eres especial, porque Dios te trajo al mundo para que seas su imagen y semejanza; has venido a este mundo a ser feliz y a propagar el amor de quien te creó por amor. Cuando meditas y reflexionas “a solas con Dios” te das cuenta que te hace falta mucho por hacer; caes en la cuenta que los temores, los miedos y las falsas creencias irracionales te han impedido amar sin miedo para transformarte y para transformar a los demás.
Por eso es esencial la respuesta a esta pregunta: ¿Quién soy? De la respuesta depende tu felicidad y tu autorrealización. ¿Cuáles podrían ser algunas de tus posibles respuestas?
Lo que puede afectarte en el momento de responder a esta pregunta son las programaciones de tu niñez, los complejos de inferioridad, la baja estima o bien una mentalidad pesimista de la vida. Para dar una respuesta asertiva a ¿Quién soy?, debes “aprender a ser quien eres”. Aprende tranquilamente a renunciar a todo aquello que no eres.
Para descubrir lo que eres, debes responder también “quién no eres”. En algunas ocasiones puedes cometer acciones ante las cuales dices: “yo no sé por qué hablé de esa manera, porque yo no soy así; la verdad no sé qué me pasó”. A veces quieres pedir perdón y no lo haces, quieres expresarle a alguien que le amas con todo tu corazón y no te animas. ¿Por qué? Si reflexionas un poco más a profundidad, podrás concluir que, constantemente actúas según estereotipos y hábitos aprendidos de quienes te han acompañado a lo largo de tu vida, tales como: papás, hermanos, amigos y la pareja.
No estoy diciendo que los consejos de tus padres y personas cercanas a ti, sean malos; o que la persona con quien vives es la culpable de todos tus males y desgracias. Lo que quiero decir, es que a veces aparentas ser muy fuerte o muy duro, y realmente tú no eres así. Lo que pasa es que usas mecanismos para defenderte de los estímulos externos. Tú esencia no es esa. Cuando ya estás a solas, y con Dios, te arrepientes. Cuando actúas en base a las sombras existentes en tu ser, los demás se dan cuenta que tú no eres la persona que ellos están viendo.
Aprende entonces a “renunciar” a todo aquello que te estorba a ser quien realmente eres. Anselm Grün dice: “no es fácil contentarse con ser quien es uno. Preferiría ser como éste o como aquella…le gustaría tener la inteligencia y su éxito. Pero entonces anda siempre persiguiendo la dicha, sin alcanzarla nunca. El único camino que lleva a la sintonía con uno mismo es la renuncia a todo aquello que no corresponde al verdadero ser de uno”. Pregúntate ¿Quién no soy yo? Tú no eres tonto, impuntual, pobre, malhumorado y el pecador más grande del mundo. El Evangelio de este domingo 13 de marzo dice que los fariseos le presentan a Jesús una mujer “sorprendida en adulterio”; y según la Ley judía, ella debía morir apedreada. Y Jesús les dice: “Quien no tenga pecado, que le tire la primera piedra”. Tú no eres quien crees que eres, tú no eres quién dicen los demás que eres. Tú eres…único, única. Feliz semana para todos y todas.

Anuncios

¡Mujeres: No se dejen utilizar!

mujerEste ocho de marzo se celebra el Día internacional de la Mujer. Es una nueva oportunidad para agradecerle a Dios este gran regalo a la humanidad. La mujer es el complemento del hombre. Lamentablemente el hombre no siempre ve a la mujer desde este punto de vista, sino como a un ser inferior y de quien puede aprovecharse.
Uno de los problemas sociales en el mundo entero y en Guatemala, es el machismo del cual son víctimas miles de mujeres. Yo he sido testigo directo de esta manera estúpida de tratar a la mujer. El hombre cree que por ser más fuerte o porque la Biblia dice que el hombre es la cabeza del hogar, puede hacer lo que quiera, ¡No señores! Tanto hombres como mujeres tenemos los mismos derechos y obligaciones. Somos seres diferentes, pero nos complementamos.
El hecho de ser testigo de cómo actúan los hombres machistas es que me atrevo a decirles: no justifiquen al hombre somatador; lo que sí pueden hacer es denunciarlo y meterlo a la cárcel. Los hombres golpeadores, luego de haberle dejado morada la cara, la espalda o las piernas a las mujeres, se arrepienten y quieren contentarla con un par de zapatos, una blusa o algún otro detalle que jamás hacen cuando están sanos de la mente.
Muchas mujeres, por miedo al qué dirán, nunca dicen nada. Lo peor es que, los hijos aprenden, y cuando éstos formen un hogar harán lo mismo. Por favor no callen, no lloren en silencio las injusticias cometidas por quienes dicen las aman.
¿Cómo saber si alguien es machista? Son celosos, no las dejan compartir con amigos, no ayudan a cuidar a los hijos y prohíben los estudios; para ellos lavar, planchar, cocinar y limpiar es algo propio de las mujeres; disponen cuándo tener relaciones sexuales. Asumen una actitud de prepotencia respecto de las mujeres (Cfr. Diccionario de la Real Academia).
¿Hay alguna solución para este problema? Creo que sí. Esa solución está en manos de las mismas mujeres. Ya no fomenten en sus hijos varones ideas machistas. Póngalos a limpiar, lavar platos, servir la mesa, ordenar su cuarto, etc. Estas son actividades propias de hombres y mujeres. Conozco niños que desde muy pequeños ya no dejan salir a la mamá, le prohíben que se arregle, y si no les sirven a tiempo, se molestan. Si así son a esa edad, ¡Ya se imagina cuando tengan 20 o más!
Algo que puede ayudarnos en la erradicación del machismo es: practicar roles que tradicionalmente son sólo para mujeres (lavar platos), tratar el tema del machismo en la familia y educar con el ejemplo, porque las palabras convencen, pero el ejemplo arrastra.
Ya no permitan el maltrato físico, psicológico, sexual y económico que vienen cargando desde hace años. Hablen, no se queden calladas. Los hombres tienen que aceptar que no siempre tienen la última palabra en el hogar o en la empresa. Ustedes son extraordinarias e hijas de Dios. Pero a Dios no le gusta que sean masoquistas. Mujeres no se dejen “utilizar”; ustedes tienen dignidad, no son objetos sexuales y merecen respeto. Son más que “una nota académica” y un examen privado; su valor no es académico y económico, sino intrínseco. ¡Que tengan un feliz día!

Dios tiene y es misericordia

                                                     

Misericordia
Dios es misericordia

  Dios tiene y es Misericordia

Una de las virtudes que en muchos hombres y mujeres se está dejando de practicar es la misericordia. Si se revisa el pasado personal, se descubrirá que en varias ocasiones se ha actuado sin misericordia con los seres más cercanos a nosotros mismos. En la familia, algunos padres tratan sin misericordia a sus hijos; y algunos hijos tratan a sus padres como si fueran “extraños”. Gerentes de empresas, directores y líderes en general utilizan la autoridad que se les ha confiado para humillar, intimidar y “desquitarse” con sus trabajarres. Son muy duros. No se ponen a pensar, que el poder que se les confía es temporal y que “arrierros somos y en el camino andamos”. Estos “líderes” usan el poder para hacer “su voluntad”, menos la voluntad de Dios.
El ser humano, por naturaleza están inclinado al pecado. Esta realiadad de pecado se manifiesta muy bien en la parábola del Hijo Pródigo (Lc 15, 1-3-11-32). La Ley judía prescribía que el hijo menor de una familia recibiera la tercera parte de los bienes del padre; pero normalmente ninguno de los hijos podía pedir su herencia sino hasta después de la muerte del padre. Pero en esta parábola, el Padre misericordioso deja a un lado la ley y respeta la libertad del hijo menor quien quiere “hacer su vida”.
El hijo menor decide hacer SU VIDA. Se va, se malgasta todo. Pero cuando ya no tiene nada, comienza a buscar un trabajo para poder sobrevivir. Su trabajo consiste en cuidar cerdos. En esas circunstancias estaba, cuando recapacita y decide volver. Se puso en camino hacia la casa de su padre. Su padre lo recibe con un abrazo, un beso y una fiesta. ¿Qué padre puede actuar de esta manera ante un hijo rebelde? Definitivamente esto lo hace un Padre Dios que no solo tiene, sino que es MISERICORDIA.
La misericordia del padre con el hijo es un modelo para los cristianos. En la Iglesia Católica, todos los que la formamos (Obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos), tenemos la obligación de ser “modelos” de la misericordia de Dios. Este es un gran reto en el Año de la Misericordia. Hay muchas heridas que se han causado a la Iglesia a lo largo de su historia. Hay muchas heridas que YO (sacerdote, religioso, religiosa, Obispo, Pastor, Padre de familia, hijo, hija, jefe, etc.) he causado a mis semejantes. ¿Qué tan dispuesto estoy a cambiar mi forma de pensar, sentir y actuar?
El hecho de que Dios es misericordia no significa que yo le dé rienda suelta a mis instintos. No se vale abusar de la inmensa misericordia de Dios para con sus hijos e hijas. Dice el refrán: “A Dios rogando y con el mazo dando”. Dios perdona y es misericordioso, pero Yo tengo que colaborar con Él.
No hay que ser egoístas, arrogantes, duros de corazón y cumplidores de normas. De nada sirve ser un “perfecto cumplidor de normas sin amor y misericordia”. El ser insensible ante el sufrimiento físico y psicológico de los demás, le convierte en un malvado que tarde o temprano pagará su impiedad.
En conclusión digamos esta oración: “Padre nuestro, que estás en el Cielo, durante esta época de arrepentimiento, ten misericordia de nosotros. Con nuestra oración, nuestro ayuno y nuestras buenas obras, transforma nuestro egoísmo en generosidad. Abre nuestros corazones a tu Palabra, sana nuestras heridas del pecado, ayúdanos a hacer el bien en este mundo. Que transformemos la obscuridad y el dolor en vida y alegría. Concédenos estas cosas por Nuestro Señor Jesucristo. Amén”. (ACIPRENSA, 2016).

Aportes sociológicos

Aportes sociológicos de Thorstein Veblen, Emilio Durkheim, Max Weber, Karl Mannheim y Karl Marx.

Introducción

La diversidad de opiniones en torno a la sociedad y la educación hace que la sociología de la educación sea un curso atractivo para quienes laboran en los diferentes niveles de la educación.
En el presente trabajo aparece un resumen sobre el pensamiento sociológico de algunos pensadores del siglo XIX y XX. A través de la educación se forma integralmente al individuo que vive en sociedad. Para Veblen, las costumbres y las instituciones son despilfarradoras e inclinadas al hurto, por lo que son un grave obstáculo en la formación de un mundo en donde reine la armonía.
Para Weber, las ideas, los valores y las creencias son la clave para la transformación de la sociedad y del mundo. Durkheim, en cambio, consideraba el sistema educativo como una institución social en las que se presentan modalidades de cada sociedad. Además considera que por el proceso educativo se logra la integración moral y se conforma la conciencia colectiva, vista como modos de pensar, sentir y actuar de los miembros del grupo. La educación es una socialización de las generaciones adultas sobre las jóvenes.
Karl Mannheim, en su libro Introducción a la sociología de la educación afirma que la “educación” es el instrumento individual y el entrenamiento social que fomenta la felicidad, eficacia y capacidad. La educación tiene que ver con la crianza física y mental del niño.
Finalmente, para Carlos Marx, la combinación de estudio y trabajo produce personalidades armoniosamente desarrolladas. Pero no se trata de un adiestramiento miope como el que realiza el sistema capitalista para sus fines de explotación, sino una educación politécnica donde se fundan la formación social, la formación de la inteligencia y la formación profesional. La educación es una obra de toda la sociedad.

Competencia de aprendizaje

Explica los aportes sociológicos de los precursores de la sociología, en el contexto nacional e internacional: Thorstein Veblen, Emilio Durkheim, Max Weber, Karl Mannheim y Karl Marx.

Thorstein Veblen
(1857-1929)

Jiménez, R., Moreno, L. en Sociología de la Educación, pp. 14-15 hace referencia a Veblen, un crítico de Estados Unidos quien afirma que las costumbres y las instituciones no eran beneficiosas, porque son despilfarradoras, inclinadas al hurto y conservadoras, por lo que se convertían en un obstáculo para construir un mundo armónico. Su obra se funda en tres corrientes intelectuales: el evolucionismo darwinista, el anarquismo utópico y el marxismo. En su libro Higher Learning in América (1918), analiza los efectos de los modelos económicos en la organización, la administración, la enseñanza y la investigación universitaria. De hecho él investigó la enseñanza superior. Finalmente hace referencia a la clase ociosa como beneficiaria de una educación que perpetúa las diferencias de estatus.

Émile Durkheim
(1858-1917)

Giddens (2010), menciona que este autor francés afirmaba que debíamos estudiar la vida social con la misma objetividad con que los científicos se ocupan de la naturaleza. Su primer principio es: ¡estudia los hechos sociales como si fueran las cosas! La principal preocupación intelectual de la sociología es el estudio de los hechos sociales: la situación de la economía o la influencia de la religión, que conforman nuestras acciones como individuos. Los hechos sociales son formas de actuar, pensar o sentir externas a los individuos y tienen una realidad propia al margen de las vidas y percepciones de sus integrantes. Tienen un poder coactivo sobre los individuos. Se interesó por la solidaridad de tipo social, es decir, la que mantiene unida a la sociedad y evita que se precipite en el caos.
Contraponía dos clases de solidaridad: la mecánica y orgánica. La primera los miembros realizan ocupaciones similares, les unen experiencias comunes y creencias compartidas; en la segunda, se expande la división del trabajo, la gente depende cada vez más de los demás. Estudió el suicidio como hecho social, porque hay fuerzas sociales fuera del individuo que influyen en el número de suicidios ( pp. 34-36).

Max Weber
(1864-1920)

Este autor alemán consideraba que los conflictos de clase eran menos relevantes de lo que suponía Marx. Los factores económicos son importantes, pero el impacto de las ideas y los valores sobre el cambio social es igualmente significativo. En su ética protestante y el espíritu del capitalismo (1976) sugiere que los valores religiosos tuvieron una importancia fundamental en la creación del capitalismo. Weber creía que la sociología debía centrarse en la acción social, no en las estructuras. Señaló que la motivación y las ideas del ser humano son las fuerzas que impulsan el cambio: las ideas, los valores y las creencias tienen poder para producir transformaciones. Los individuos disponen de la capacidad para actuar libremente y conformar su futuro. (Giddens, A. pp. 40-41).
Según Weber, la acción humana tiene tres componentes: el interés material, las afinidades y la autoridad u organización jerárquica. Además, en toda organización existen tres tipos de dominio que caracteriza a las relaciones de dominio: el carismático, el tradicional y el legal, (Jiménez, R., Moreno, L. en Sociología de la Educación, pp. 15-16).

Karl Mannheim
(1893-1947)

Es originario de Budapest. Su obra tiene dos fases: la primera dedicada a la sociología del saber o del conocimiento, y la segunda, al estudio de la estructura de la sociología moderna. Sabiendo que la sociedad se divide por los intereses de clase y por las divergencias en el modo de pensar y en las representaciones de los conocimientos, el estudio de lo social debería abordar los aspectos de la estructura y las determinaciones del acuerdo y desacuerdo, del conceso y del disenso.
Los conceptos weltanschaung (visión del mundo), función de intereses y aspiraciones relacionadas con el estatus, papeles y posiciones sociales, explican el disenso y consenso de una sociedad. Cada época tiene sus problemas, concepciones del mundo y de lo que es bueno u verdadero. La educación es un proceso continuo, donde la comunidad, la familia y la escuela desempeñan papeles importantes para el desarrollo.

Karl Marx
(1818-1883)

Abbagnano y Visalberghi (2008), afirman que para Marx, la personalidad humana se constituye y se expresa en lo concreto de las relaciones productivas y sociales, en plena continuidad con el ambiente natural. La sociedad es la verdadera resurrección de la naturaleza, el naturalismo perfecto del hombre, el humanismo perfecto de la naturaleza. Sólo la combinación de estudio con el trabajo productivo puede producir personalidades armoniosamente desarrolladas a nivel social, intelectual y profesional (pp. 505-506).
Giddens (2010), refiere que Marx identificó dos elementos principales dentro de las empresas capitalistas. El primero es el capital: cualquier activo, ya sea dinero, máquinas o incluso fábricas, que pueda utilizarse o invertirse para crear otros activos. El segundo es el trabajo asalariado, formado por el conjunto de trabajadores que no poseen los medios para ganarse la vida y deben aceptar el empleo que les dan los propietarios del capital. El capitalismo es un sistema dominante e inherentemente clasista en el que las relaciones de clase se caracterizan por el conflicto. En el El Manifiesto comunista escribió: “toda la historia humana hasta el presente es la historia de la lucha de clases” (pp. 38-39).

Análisis crítico
Luego de las lecturas hechas sobre los precursores de la sociología de la educación: Thorstein Veblen, Emilio Durkheim, Max Weber, Karl Mannheim y Karl Marx quedan en mi mente resonando muchas voces sobre la importancia de sociología y de la educación.
Considero que Veblen es muy radical en su forma de pensar, pues afirma que las costumbres y las instituciones son un obstáculo para construir un mundo más armónico. Desde mi punto de vista, las costumbres y las instituciones, si están construidas sobre valores, son una herramienta fundamental en la construcción de un mundo con más armonía.
Comparto con Durkheim que el proceso educativo facilita la integración moral y la conciencia colectiva entendida como una manera de pensar, sentir y actuar de quienes forman el grupo. En Guatemala el sistema educativo necesita seguir trabajando para crear un equilibrio entre el pensar, sentir y actuar de la sociedad actual. Por experiencia puedo afirmar que la mente a cada instante está produciendo pensamientos, pero muchos de ellos son negativos. La armonía entre el pensar, sentir y actuar generará una sociedad más sana y exitosa.
Por su parte, Weber dice que las ideas, los valores y las creencias transforman a una sociedad. Los niños, jóvenes y adultos aprendemos por modelaje. La familia es la primera educadora y socializadora del individuo. Lo que somos en le presente es una reflejo de la familia en donde nací, de la escuela en donde me eduqué y de la iglesia a la que asistí y asisto. En Guatemala tenemos aún persiste una mentalidad de pobreza, porque “hemos creído” que somos subdesarrollados.
La idea plasmada en el párrafo anterior, es compartida por Mannheim, quien considera que la comunidad, la familia y la escuela son fundamentales para el desarrollo de la sociedad. La familia y la escuela no sólo tienen que instruir, sino también transformar la personalidad del individuo. El CNB va por este camino, porque permite que los contenidos de los cursos sean significativos para el alumno.
Carlos Marx, iniciador de la corriente marxista o comunista, apuesta por una formación social, intelectual y técnica. Esto está bien. Lo que no comparto es la lucha de clases y la eliminación de la propiedad privada. Por ejemplo, en Cuba, el Estado es el que controla todo. Si alguien compra una cosa nueva, tiene que justificar cómo obtuvo el dinero; los sueldos son muy bajos. Una educación comunista-socialista empobrece al individuo.

BIBLIOGRAFIA

Abbagnano, N., Visalberghi, A. (2008). Historia de la Pedagogía. México: Fondo de
Cultura Económica.
Giddens, A. (2007). Sociología. España: Alianza.
Jiménez, R., Moreno, L. (2011). Sociología de la Educación. México: Trillas.

Quetzaltenango, 25 de abril de 2014.

50 años Priorato y Colegio Seminario San José

50 años del Priorato y Colegio Seminario San José

Hace cincuenta años llegaron los primeros monjes que iniciaron este proyecto de Dios en el Departamento de Sololá. La misión comenzó con tres objetivos: fundar un monasterio benedictino, fundar una Escuela y ayudar a los pobres. Por 26 años los monjes benedictinos hicieron realidad estos objetivos en Sololá; y por 24 años los hemos hecho realidad en el Departamento de Quetzaltenango.
Las semillas de fe, esperanza y caridad están regadas en los 22 Departamentos de Guatemala. Cientos de nuestros exalumnos están trabajando en diferentes espacios de la sociedad guatemalteca, y nunca olvidan el “ora et labora” enseñado por los monjes benedictinos durante sus años de formación.
Durante estos 50 años de presencia benedictina en Guatemala muchas cosas han pasado. Ha habido momentos tristes, pero han sido más las satisfacciones de quienes hemos caminado algunas décadas en el Priorato y Colegio Seminario San José. Esta obra iniciada en el nombre de Dios, aún está en pie. Quienes actualmente integramos este monasterio benedictino, vemos el futuro con fe y esperanza. Estamos seguros, que a pesar de ser un número muy pequeño de monjes, el Priorato San José, el Colegio Seminario San José, Santa Escolástica Café y la Escuela de Español San José, son un proyecto querido y amado por Dios confiado a nuestras manos.
Comenzamos esta nueva etapa de la historia con muchos retos. Pero tenemos la fe firme de que “en el nombre de Dios”, estos retos se conviertan en oportunidades para hacer de este monasterio benedictino, un espacio para transformar la vida de miles de hombres y mujeres en Guatemala y en otros lugares del mundo.

Requistos para ser monje benedictino

Si desea hacer una experiencia sobre la vida monástica benedictina en nuestro Priorato San José de Quetzaltenango, no dude en comunicarse al 77670774, o bien puede dirigirse a: 7 Av. 3-48, zona 9, Final Colonia La Floresta, Quetzaltenango, Guatemala, C.A. Los más importante es que usted QUIERA SER MONJE.

Las etapas de formación son las siguientes:

  1. Aspirantado: si ya ha terminado alguna carrera de Diversificado puede visitarnos durante algunos fines de semana, luego puede hacer una experiencia de unos tres meses como huésped. Durante este tiempo comparte con la Comunidad en las diferentes actividades programadas: oraciones, comidas, trabaja en limpieza y en el campo; comparte la vida comunitaria.
  2. Postulantado: luego de algunos meses de convivir con la Comunidad, usted puede hacer su solicitud por escrito para comenzar la Etapa del Postulantado. Esta etapa dura uno o dos años; todo va a depender de su fidelidad y responsabilidad en la comunidad.
  3. Noviciado: es una etapa para vivir en comunudad. Dura un año. Durante el Noviciado, vive en la Comunidad, estudia algunos cursos de Historia de la vida monástica, las Constituciones y Estatutos de la Congregación Suizo-Americana a la que pertenece nuestro Priorato San José. Estudia la Regla de San Benito.
  4. Juniorado: Una vez terminado el Noviciado, se hacen los Votos Temporales por tres años. Luego de este tiempo de reflexion se hacen los Votos Solemnes o Perpetuos. Durante el Juniorado, normalmente estudia Filosofía y/o Teología en el Seminario que el Superior elija.

Cualquier duda que tenga la puede hacer al siguiente correo: prioratosanjosexela@gmail.com. Será un gusto atenderle.

P. Orlando

Ora et labora (Ora y trabaja)

                                                          Ora et Labora (Orar y trabajar)

San Benito de Nursia fue llamado “el padre de Europa”, por la influencia de su estilo de vida en todo el continente europeo.
Para mí la espiritualidad desde la Regla de San Benito no consiste en una manual de principios ascéticos, sino en un modo de ser y estar en el mundo con todo lo que hay el mismo. Algunos autores afirman que la Espiritualidad benedictina es la espiritualidad del siglo XXI, ¿por qué? porque aborda los problemas de nuestro tiempo: el servicio, relaciones humanas, autoridad, la vida de comunidad, el trabajo, la humildad y la oración. La Espiritualidad benedictina es más un modo de vida, un estilo de vida, una actitud mental que un conjunto de normas. La Regla de San Benito tiene una lógica de la vida ordinaria.
Y el Señor, que busca su obrero entre la muchedumbre del pueblo al que dirige este llamado, dice de nuevo: ¿Quién es el hombre que quiere la vida y desea ver días felices? Si tú, al oírlo, respondes “Yo”, Dios te dice: “Si quieres poseer la vida verdadera y eterna, guarda tu lengua del mal, y que tus labios no hablen con falsedad. Apártate del mal y haz el bien; busca la paz y síguela”. Y si hacen esto, pondré mis ojos sobre ustedes, y mis oídos oirán sus preces, y antes de que me invoquen les diré: Aquí estoy. ¿Qué cosa más dulce para nosotros, carísimos hermanos, que esta voz del Señor que nos invita? Vean cómo el Señor nos muestra piadosamente el camino de la vida.
En este breve texto del Prólogo de su Regla vemos claramente que la Espiritualidad benedictina, como mencionaba antes, es un modo de ser y actuar con Dios y los demás, a través de pequeñas prácticas el amor a la vida, guardando nuestra lengua del mal, nuestros labios de la falsedad, apartándonos del mal. Este es el camino de la vida. La respuesta a vivir la espiritualidad benedictina en un monasterio es personal. Yo soy el que quiera la vida y desea la felicidad. ¿Hay vida después de la muerte?, preguntó en una ocasión un discípulo a un venerable maestro. Y éste contestó: La gran pregunta espiritual de la vida no es si hay vida después de la muerte. La gran pregunta espiritual es si hay vida antes de la muerte. San Benito está plenamente convencido de que la vida vivida plenamente es una vida vivida en dos planos: atención a Dios y al bien de los demás.
San Benito nace en el 480 d. C. y muere aproximadamente en el 547 d. C. Y nace en una familia de clase media. Pero viendo el desorden moral de su tiempo, decide irse a una montaña: Subiaco, en Roma, en donde funda su primer monasterio. Actualmente está el monasterio, pero también es un lugar turístico. Desde ese momento Benito comenzó a guardar el equilibrio entre oración y trabajo. Esta es también una invitación para los laicos, quienes tienen que guardar y equilibrio entre oración y el trabajo. Las consecuencias de no guardar este equilibrio son graves.